Conchita Piquer y Lee de Forest

El año 2010 se rescató del olvido una pequeña película protagonizada por una jovencísima Concha Piquer en el año 1923. La peculiaridad de esta cinta radica en que es sonora, y precede en cuatro años a “El Cantante de Jazz”, considerado durante mucho tiempo el primer filme sonoro. La película de Concha Piquer fue rodada con un novedoso sistema llamado Phonofilm, y dirigida por el inventor del mismo, un peculiar ingeniero estadounidense llamado Lee de Forest.

El sistema Phonofilm, inventado en 1920, consistía en la grabación del sonido en la misma cinta de la película, en forma de impresiones fotográficas. En el año 1923 Lee de Forest alquiló el teatro Rivoli de Nueva York para proyectar diversas cintas que había grabado con su nuevo sistema, entre ellas las de Concha Piquer, con objeto de promocionar su invento. Sin embargo no supo gestionarlo, y durante algunos años se utilizó el rudimentario sistema Vitaphone de la Warner Brothers, consistente en la sincronización de un disco con la película.

En el año 2010 Televisión Española rescató esta pieza en un documental sobre Concha Piquer, que puede verse en este enlace. Este vídeo muestra un extracto del mismo con la película de la artista española:

En los años 1950 Lee de Forest fue propuesto por tres veces para el premio Nobel de Física por su invento del triodo. Pero no gozaba de demasiada simpatía entre sus colegas, y nunca se lo concedieron. Sin embargo, en 1959, la Academia del Cine de Hollywood, ciudad en la que entonces residía con su cuarta esposa, le reconpensó con un Oscar honorífico por su Phonofilm.